Balance neto – ¿Qué es? (II)

No se como se llamará dentro de 3 años o 3 meses cuando la normativa sea una realidad, pero conviene poner orden a las palabras para que entendamos lo que viene.

Este blog entiende que entre autogeneración y autoconsumo hay pocas diferencias, quizás con la primera nos referimos más a la producción de energía (eléctrica) en una situación de aislamiento de la red de suministro pública.

Con el autoconsumo nos referimos a la generación eléctrica para uso propio aunque teniendo un respaldo o backup procedente de la red pública.

Utilizaré ambos conceptos indistintamente, como lo vengo haciendo a lo largo de estos meses dentro del blog y como cabecera del mismo .

Lo que quizás debamos aclarar es lo que supone autoconsumir energía eléctrica y lo que se ha dado en llamar balance neto o como se le conoce en círculos profesionales como net metering.

Uno puede llegar a autoconsumir energía, es decir generar su propia energía eléctrica para el uso en su red privada tanto residencial como industrial-comercial, sin estar sujeto al balance neto.

Sin embargo la nueva normativa regula esta posibilidad con el objetivo de hacer más competitivo los costes de implantación de un modelo energético que supone mayor eficacia y por lo tanto mejoras para las empresas productoras de energía, para el consumidor y para la sociedad en general. Las razones están sobreexpuestas y salvo mentes cerriles nadie las discute a estas alturas.

ConsumoPara entender en que consiste supongamos que lo que nosotros consumimos de energía viene indicado por este cilindro de color rojo.

La factura a pagar a la compañia eléctrica seria el resultado de multiplicar lo que supone el cilindro en término de kWh por el precio unitario en euros (actualmente unos 0,14 €).

Solo autoconsumoSi generamos parte de la energía que consumimos  podemos representar el ahorro de energía según el dibujo.

La factura resultante como podemos observar se reduce sustancialmente debido a la aportación energética que supone la instalación de un generador FV destinado al autoconsumo residencial, industrial o comercial.

Sin embargo, hay momentos del día más o menos variable a lo largo del año, donde puede ocurrir que estemos generando energía y sin embargo no la estemos consumiendo, tales como los días de vacaciones familiares o comerciales donde apenas la nevera o las luces de seguridad tiran de la carga….

Son excedentes que ahora se podrán verter a la red externa, es decir no será necesario acumularlos o disiparlos, y además podrán ser restados del consumo total realizado (balance neto) y que sin duda reducirá aún más nuestra factura eléctrica.

Ahora bien ¿es así de sencillo el llamado balance neto o existe algún tipo de limitación?. La respuesta en el próximo post….

Esta entrada fue publicada en Cambiando hábitos, cambiamos el mundo..., para bien. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>