A parte de esperar al “balance neto” ¿qué más se puede hacer?

Todo el mundo está cruzado de brazos esperando que en Septiembre, Octubre o al año que viene, le de al gobierno por poner en marcha la modalidad de autoconsumo con balance neto (bn) cuando en la práctica los consumidores eléctricos que quieren ahorrar ya pueden hacer otras cosas incluso, me atrevería a decir, con más perspectiva económica que el propio  bn precisamente por el handicap que supone los llamados peajes vendidos como necesarios por la necesidad de dar un servicio óptimo de backup a la energía excedentaria en la autogeneración.

Posiblemente sea así…, es necesario pagar cierto peaje siempre y cuando ello suponga que las tareas de refuerzo de los nodos de transformación, y sus correspondientes costes, sean por parte de quien cobra este peaje pues sino ¿de qué este peaje como no sea para ver pasar el intercambio de excedentes entre consumidores bajo el mismo nodo BT y como la red ahorra costes por perdidas en transformación?. Y por supuesto, si hay que pagar peajes, es justo que la libertad de autoconsumir sea total convirtiendo a la empresa distribuidora en BT como parte de la solución dándole una posibilidad retributiva adicional como gestores del trasiego de energía no solo en un sentido.

El caso es que ya podemos hacer muchas cosas de cara al autoconsumo pues en la práctica no es el hecho puntual de la compra de un generador FV . Más bien podríamos decir que ser autoconsumidor es hacer un desarrollo paulatino e inteligente de nuestra inversión donde se ha de combinar la oportunidad de la normativa existente, con los costes de la energía que nos proporcionan terceros y con el estado del arte de la tecnología al uso en cada momento incluyendo el coste de oportunidad.

Veamos en este artículo distintos formatos como (auto)generadores FV orientados al autoconsumo y daremos algunas pautas de su posible evolución de cara a conseguir mayor autonomía energética a nivel individual (residencial, comercial, industrial, etc) o local (urbanización, entidad municipal, mancomunidad, etc).

Autoconsumo (A).

Con este nombre llamamos a instalaciones orientadas al consumo instantáneo de nuestro generador FV puesto que lo que tratamos es evitar que no existan excedentes es decir que no haya vertido a la red precisamente porque no hay compensación económica o trueque con la compañía de distribución. Sería regalarles la energía.

Acople de la generación en la carga demandadaEl dimensionado de estas instalaciones se hace procurando que la curva de producción fotovoltaica encaje por defecto en la curva de consumo que se tenga en la vivienda o industria tal como representamos en el gráfico de la izquierda.

Este tipo de instalación es perfectamente rentable desde el punto de vista del ahorro que genera en el consumo eléctrico en aquellos sectores donde hay una carga constante por pequeña que sea a lo largo del día y del año como por ejemplo en instalaciones de seguridad en residencial y servicios generales, con cargas constantes e imprescindibles en climatización, refrigeración (neveras), alumbrado, etc. O en multitud de pequeñas industria y servicios H24/365  como talleres de reparación y testeo eléctrico, gasolineras, hospitales, vigilancia, etc.

En general el autoconsumo instantáneo dimensionado con un criterio conservador en potencia (por ejemplo la demanda mínima imprescindible) …., se amortiza en corto plazo de tiempo.

Las instalaciones del tipo A se tramitan siguiendo las pautas del sin duda engorroso Real Decreto 1699/2011 cumpliendo, de cara a la empresa distribuidora que es la responsable de dar el punto de conexión – aunque sea la red interna del consumidor – y de la supervisión de la puesta en marcha, con las correspondientes normativas locales (autonómicas) en cuanto a su legalización que no es otra que hacer la tramitación EICI donde se comprueba el grado de cumplimiento de esta instalación con respecto al reglamento de electrotécnico de baja tensión ITC-BT-40 aplicado en este caso a instalaciones que trabajan interconectadas en paralelo.

Autoconsumo con balance neto (A+BN).

Instalaciones de autoconsumo con capacidad de verter a red los excedentes los cuales están sujetos a trueque o transacción económica con la compañia distribuidora que aplica lo que se ha dado en llamar balance neto.

El dimensionado de este tipo de instalaciones podría ser una evolución de las instalaciones del tipo A donde generamos potencias que se ajusten por exceso a la curva de la carga en cantidad suficiente para cubrir nuestras necesidades más adelante (modo diferido), sujetas estas a un periodo de validez (según borradores); es decir lo que no se consuma más allá de un determinado periodo se pierde.

Hacer este tipo de instalaciones no es que sean ilegales, puesto que no dejan de ser una instalación de tipo A, lo que son es poco rentables mientras no exista el trueque.

Serán prácticas en entornos donde la carga es poco predecible e irregular a lo largo del día dejando con el autoconsumo diferido a lo largo del año la capacidad de compensar los excedentes y a la postre ahorrar energía si los peajes que se paguen porque la red de distribución haga de backup…., lo permiten.

Podemos decir que en cualquier actividad donde se utiliza la energía eléctrica hay un consumo mínimo predecible hasta un determinado nivel de demanda haciendo posible la solución planteada en el tipo A. Las aplicaciones A+BN son la evolución lógica de las tipo A cuando queremos dar una alternativa para autoconsumir también cuando existe una demanda incierta o impredecible.

Sin duda pasar del autoconsumo tipo A al tipo A+BN será en un futuro que esperamos próximo cuestión de ajustar por arriba la potencia instalada (más paneles) y por lo tanto haciendo desde ahora la instalación FV con un criterio de crecimiento futuro, y cambiando con la distribuidora eléctrica el contrato que tengamos.

Pero mientras llega el balance neto también es viable técnica y económicamente hacer instalaciones del tipo…

Autoconsumo con backup local (A+BK).

Es decir si no es rentable generar excedentes hacia la red de distribución con los que balancear una carga diaria/anual ¿porqué no hacer una instalación tipo A cuyos excedentes se almacenen en local para su consumo en horas nocturnas o en días determinados?.

Técnicamente sería una instalación basada en un generador FV que utiliza tecnología de inversor de tipo híbrido y que trabaja en modo conmutado con la red de distribución la cual en la práctica podría llegar a ser la energía auxiliar que cubra la demanda de carga.

En estos momentos los tiempos de conmutación de los equipos híbridos están por debajo de los 20 ms. con lo que hace este tipo de instalaciones factibles incluso en entornos donde el suministro puede ser crítico (ordenadores).

Una aplicación simple es en el sector residencial temporal. Unas pocas placas FV cargan las baterías a lo largo de una serie de días dimensionados ambos (baterías y placas) para cubrir la demanda eléctrica que pueda tener la residencia en tiempo de ocupación. Si por cualquier circunstancias la demanda no fuera cubierta en su totalidad por el backup local la red de distribución entraría sin solución de continuidad a trabajar mientras las baterías no estén otra vez en disposición de dar lo que se necesita durante el tiempo que se necesita, es decir cuando tienen un determinado nivel de kWh que es como debemos hablar cuando se plantea esta aplicación garantizando cargas/descargas de baterías regulares y por lo tanto ciclo de vida de las mismas que resulten más rentables.

En definitiva como si fuera una instalación FV en aislada pero con algo menos de complejidad, con un coste menor y posiblemente con capacidad de acogerse a subvenciones para instalaciones de renovables por ser técnicamente como las aisladas.

Desde un punto de vista técnico estas instalaciones están reglamentadas con el ICT-BT-40. O sea que tenemos una tramitación simple y de cara a industria fundamentalmente.

Autoconsumo con backup local y balance neto (A+BK+BN).

Configuración que se puede presentar como una evolución de cualquiera de las anteriores bien sea porque los peajes, que son el daca de lo que es el balance neto o sea el toma, se ponen a un coste que no te merece la pena compensar con la compañía de distribución eléctrica y sí almacenar kWh en tu red interna para un uso posterior o bien porque se de la circunstancia que en una instalación con backup se generen excedentes una vez las baterías llenas con los que balancear con el consumo que tengamos de red o más aún para hacer trueque con la compañía de distribución a un precio variable, en función del día y la hora, con la energía almacenada en las propias baterías.

Sin duda estamos hablando de un modelo nuevo de negocio que se configura entorno a las empresas ESEs y las propias distribuidoras de electricidad que no es otro que poner en valor la propia eficiencia energética más allá de rentabilizar los ahorros por el cambio de la bombilla convencional a LED.

Esta entrada fue publicada en Cambiando hábitos, cambiamos el mundo..., para bien. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A parte de esperar al “balance neto” ¿qué más se puede hacer?

  1. JAVIER BUERA dice:

    Buen artículo que plantea todas las posibles alternativas de autoconsumo y balance neto.

    Como en casi todo, realizar lo que depende de uno mismo, por complicado que sea, es cuestión de conocimiento y constancia; pero como técnico, mis miedos siempre se encuentran en las terceras personas, que aplicado a este caso son las COMPAÑIAS DISTRIBUIDORAS. ¿qué “facilidades” nos brindaran esta vez?.

  2. BMUgarte dice:

    Muchas gracias por tu artículo, claro, conciso y muy interesante.
    Ahora sólo falta que el Ministerio de Industria mueva ficha.
    Saludos

Responder a BMUgarte Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>