Autoconsumo: dimensionado (I)

Para que pueda ser interesante el autoconsumo al instalar un generador FV en nuestra residencia, comercio o industria, es preciso tener en cuanta varios factores. Uno de ellos, quizás el principal es el de tener claro el propio concepto de autoconsumo sobre el cual se habla a veces de forma poco precisa.

En primer lugar cuando (yo) hablo de autoconsumo FV lo que quiero decir es un generador FV de electricidad para consumo propio. Por ello lo más normal, a diferencia de cualquier otra forma de producir electricidad con la fotovoltaica (por ejemplo régimen especial) es que esta, la electricidad, se inyecte, a efectos de su consumo, lo más próximo a la carga es decir a las redes internas de los edificios donde se reside o se trabaja.

Otra cosa es como se deben interconectar (on grid) estas instalaciones de autoconsumo con la acometida de la red pública para que puedan convivir técnicamente y que además esta, la red pública, sirva como acumulador de energía de nuestros propios excedentes (backup) y como sistema auxiliar si falla nuestro suministro desde el generador FV.

Finalmente está el hecho de incentivar o compensar la puesta en marcha de este tipo de generación mediante la fórmula de crear una nueva tarifa llamada de balance neto donde todo el mundo gane (además de nosotros) entre ellos el que pone la red de baja tensión que como acometida llega a nuestro edificios, y que además queremos utilizar para backup de energía y salvaguardia.

Por supuesto partimos del hecho de que a nadie, a estas alturas, se le ocurre poner puertas al campo y por lo tanto a nadie se le ocurre retrasar la llegada del autoconsumo pues de lo contrario nos podemos encontar con que los ciudadanos dentro de un mercado libre, en su “casa”, con unos precios en poco años más que competitivos empiecen a desenganchase del enchufe “oficial” y empiecen a autogenerar su propia energia trabajando al margen de la red (off grid).

Es decir, vamos a llevarnos bien todos, la administración, la compañías eléctricas y el consumidor, y futuro productor, para llevar adelante el modelo de generación FV distribuida llamado autoconsumo que nada tiene que ver con el llamado régimen especial que tantos dolores de cabeza da a unos y otros.

Pero para poder llevarnos bien lo primero que debemos es ponernos de acuerdo en las condiciones de interconexión entre nuestro generador privado y la red pública para que ello no resulte oneroso para ninguna de las partes pues desmotivaría la inversión privada en generadores FV conectados a una red que es la garantía final del suministro a viviendas, comercios e industrias, es decir a una red eléctrica como servicio público….

En definitiva vamos a ponernos de acuerdo en como hacer el dimensionado de los sistemas orientados al autoconsumo.

Esta entrada fue publicada en Cambiando hábitos, cambiamos el mundo..., para bien. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>