Camino de Santiago: Segunda etapa. Por fín conozco a Maria Angeles. Villena

(Etapa anterior)

A María Angeles le había cambiado tanto los planes que era obligatorio parar y dormir en Villena, en el Hotel Salvadora, a pesar de ser apenas una etapa de 55 kms muy lejos de mis cálculos si quería estar en Madrid en fecha para hacer esa etapa familiar en fin de semana. Por suerte ninguno de mis hijos había perdido el trabajo con esto del covid. Eso si, Alejandro debería estar Domingo (26 de Julio) por la tarde, si o si, en Las Rozas y por ello había que salir el Sábado (25 de Julio) temprano y yo haber llegado el Viernes (24 de Julio) a mi hotel en Majadahonda.

En esta etapa tuve la sensación de andar siempre por camino equivocado a pesar de la documentadas indicaciones de Cycle Travel, web para ciclistas viajeros recomendada por los expertos de Decathlon.

Anoté, momento antes de partir desde Monforte, la nomenclatura de todas las carreteras «locales», básicamente Cs y CVs, que debería transitar camino de Villena y que tal como indica la wikipedia están muy poco transitadas.

Ya he comentado mi nula intención de usar los tracking vía GPS. Entre otras cosas porque están orientados para atletas del Camino, es decir te llevan por el lado duro del territorio que para andar puede estar bien pero para bici (?)….. La web de Cycle Travel, te da la opción de transitar buena parte del Camino por ruta mucho más cómoda que es para lo que yo estoy preparado.

Con todas las referencias de caminos y carreteras anotados (CV-833, C-71…, y otras sin nomenclatura conocida) ya solo era cuestión de preguntar a cualquier paisano o empleado de gasolinera, de las que abundan en la periurbe de los pueblos que tenía que transitar, para conocer por donde se accede al tramo en cuestión.

Pero que si quieres arroz catalina. El personal ya solo conoce la autovía (A-31), lo demás es algo que usan cuando van al cementerio y poco más. No para ir a Elda, Sax o Villena.

Por lo pronto pasé equivocadamente por Novelda, al poco de salir de Monforte, perdiendome esta posibilidad mucho más acorde con lo que iba buscando….

https://goo.gl/maps/jUEPpF73Cg9xHi8F6

…. que no hubo manera de encontrar. O das con el paisano que a diario marcha al huerto de naranjo o nadie te da la referencia exacta sin que haya peligro de que acabes en Alicante otra vez. Y menos el GPS del móvil.

Sin embargo a la salida de Novelda camino de Elda decido, según indicaciones de un vecino andarín, tomar el camino que se coge justo al pié del castillo de la Mola y donde se ubica el santuario de Santa María de Magdalena (de estilo gaudi según se observa).

Este es el santuario

«Ese camino te deja en Elda», me dijo

El camino recomendado no tenía mala pinta…..

Abundantes piedras tipo guijarro de río

Tenía su encanto incluyendo un río, con sus pozas, donde pude bañarme y refrescarme dado que a esas horas el calor apretaba. Por desgracia, cuando tuve ocasión de hacerlo en otros momentos del viaje, el color del agua a agricultura intensiva me recomendo no hacerlo. No lo hice, aquí si…..

No era un camino transitable para la bici («¡¡por dios no más pinchazos en las próximas semanas!!. No tentemos al diablo», pensé para mis adentros) ni tampoco para mi culo y por ello opté por echar pié a tierra y recorrerlo con la bici en la mano.

Estaba dispuesto a invertir el tiempo que fuese necesario. Villena estaba relativamente cerca y después de las horas del día anterior mis piernas podrían resistir unas cuentas vueltas y demoras sin problemas.

En un momento determinado, en mi aproximación a Elda, pasé del camino pedregoso a un infierno de carretera periurbana lleno de camiones hostiles a todo lo que circula por el arcén…, como si no existieran los ciclistas a pesar de las normas de tráfico. No encontré otra posibilidad.

Camiones y cuesta, lo que más me apetece

El objetivo era cruzar todo Elda, y de paso Petrer pues una vez en el casco urbano era un ir y venir («Vaya hasta el final de esta calle y luego pregunte»), con el objetivo de ir a Sax por la CV-833.

Después de mucho preguntar alguien me indica que debo llegar al hospital, dejarlo a la izquierda y subir un pequeño repecho para coger la CV-833 dirección a Sax.

Por fin iba a transitar una autonómica de esas que conectan la España vacía, según la wiki.

https://www.google.com/maps/@38.4934361,-0.8045678,708m/data=!3m1!1e3

Pero de eso nada. En la Alicante (industrial) está todo muy urbanizado a lo bestia. Apenas queda territorio abierto en los lindes de las autonómicas por las que me estaba moviendo. Algunos huertos y mucha vivienda unifamiliar. Resultado bastante circulación interurbana y más en Viernes.

Tendría que pasar dos días más adentrándome en el interior penínsular, en Castilla-La Mancha, para conocer los caminos vacios de los que habla la wiki.

Superado Sax, continuo en dirección a la estación de Villena (AV) por la carretera C-71 que me muestra un entorno con bastante encanto pero efímero. Poco después me topo con la autovía de Alicante optando por tomer una las abundantes vías que el AVE ha dejado a su paso por Villena.

Bueno, el viaducto ha evitado, a medias, acabar con este bonito paraje

Por fin en Villena con un día de retraso y apenas 70 kms recorridos de los 1.100 que hay hasta Santiago.

Por ahora un recorrido mayoritariamente degradado. La culpa sin duda mía por no saber ni poder usar las rutas más asilvestradas.

Conocí a Maria Angeles del Hotel Salvadora a quien di cuenta de mis despistes en la carretera motivo por el cual mi retraso. Me respetó el precio pactado a pesar de ser Viernes. Volví a visitar el importante pueblo de Villena hoy desmadrado por tanta edificación.

Finalmente necesitaba urgentemente reforzar mi sistema de aviso a conductores en previsión de que tuviera que sufrir aún más el acoso del vehículo de 4 ruedas. Mi experiencia en estos primeros 70 kms desde Alicante más los 10 hasta el Pilar de la Horadada me decía que no era suficiente el piloto rojo de atrás. Necesitaba 2 más intensos en su intermitencia roja. Leds a ser posible. En vano, las tiendas de bici estaban cerradas.

Mañana una etapa también corta. Es una parada obligatoria pues de allí tengo entrañables recuerdos relativamente recientes. Almansa. También tenía una reserva en un hostal y una recomendación de mi hermano Pablo para comer en un determinado restaurante.

Esta entrada fue publicada en Más viajes, Pedaleando el territorio y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.